sertem_seguro_de_caucion_850x300

«Por el Seguro de Caución el asegurador se obliga , en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad los daños patrimoniales sufridos, dentro de los límites establecidos en la Ley o en el contrato.» art. 68 Ley de Contrato de Seguro.

Un ámbito natural y extenso de aplicación del seguro de caución deriva de las relaciones con la Administración Pública, y concretamente de los contratos que se suscriben con la misma, ya que aquélla exige a las empresas contratantes la constitución de garantías que aseguren el cumplimiento de los mismos.

Asimismo, el seguro de caución también puede constituirse para garantizar contratos suscritos entre empresas privadas. En el terreno de la caución privada, al no estar sometida a la normativa que regula las garantías ante la Administración, es posible pactar con Asegurado y Tomador los términos en los que la Aseguradora está dispuesta a garantizar el cumplimiento.