ahorro_2

Los Planes de Pensiones, que no son contratos de seguro, son unos instrumentos financieros creados para incentivar el ahorro finalista enfocado a complementar la jubilación.

Los PPA, estos sí contratos de seguros, presentan unas características y finalidad equivalentes a los Planes de Pensiones, pero garantizando un tipo de interés determinado.

Dada la actual situación demográfica y económica de nuestro país, muchos son los estudios que nos muestran que el actual sistema público de pensiones, con carácter universal cubrirá unas prestaciones ciertamente ajustadas.

Por ello es preciso que la ciudadanía asuma la necesidad de complementar el sistema público con ahorro complementario.

Incentivar este tipo de ahorro fue el propósito del legislador español al crear instrumentos como los Planes de Pensiones y posteriormente los Planes de Previsión Asegurados (PPA), dotándoles de un importante incentivo fiscal, la desgravación de las aportaciones en las cuotas del IRPF del mismo año en que se realizan.

La contrapartida la hallamos en el momento de percibir la prestación en que deberá tributarse por la totalidad y como rendimientos del trabajo en el IRPF.

PPA (Plan de Previsión Asegurado)

Es un contrato de seguro individual de previsión voluntaria, complementaria al sistema de prestaciones de pensiones de la Seguridad Social. Por consiguiente sus prestaciones, al igual que los Planes de Pensiones, tienen carácter privado y son complementarias (nunca sustitutivas) de las que en su caso, se tuviera derecho a percibir de la Seguridad Social.

Tiene que ofrecer obligatoriamente una garantía de interés (principal diferencia con los planes de pensiones, cuya rentabilidad depende del comportamiento de los activos en los que invierten en los mercados financieros) y utilizar técnicas actuariales.

Contingencias:

La cobertura principal de un PPA es la jubilación, que se entenderá producida cuando el partícipe acceda afectivamente a la jubilación en el régimen de la Seguridad Social correspondiente, sea a la edad ordinaria, anticipada o posteriormente. No obstante, podrán cubrir adicionalmente el resto de contingencias previstas para los planes de pensiones, es decir: incapacidad permanente total para la profesión habitual, absoluta para todo trabajo, y gran invalidez, fallecimiento; así como desempleo y dependencia severa o gran dependencia del contribuyente.