Los profesionales por cuenta propia deben valorar la contratación de un seguropara afrontar con más garantías los riesgos derivados de su actividad profesional. Pero, ¿cuáles necesita el autónomo exactamente? ¿Qué es lo que cubren? Repasamos a continuación los tipos de seguros y coberturas más importantes y qué es lo que cubren, según la web especializada Jubilación y Pension.

– Cobertura por baja temporal: estar de baja supone todo un problema para los autónomos. La cotización a la Seguridad Social cubre esta contingencia, pero únicamente garantiza el 70% de la base reguladora. Esta rebaja de ingresos puede suponer un problema para conservar el estilo de vida, razón por la cual es recomendable tener un seguro que pueda cubrir este tipo de situaciones.

– Cobertura por cese de actividad: en cualquier momento un negocio puede torcerse. Aunque ahora se atraviese por una buena situación, no siempre será así. Esta cobertura está pensada para garantizar unos ingresos cuando no haya trabajo.

– Cobertura por responsabilidad civil: este seguro es necesario si se cuenta con un negocio de cara al público. De esta manera nadie nos reclamará daños y perjuicios si le ocurriese algo en las dependencias de la empresa. Si sucediese algo cubriría las indemnizaciones, lo que puede resultar muy tranquilizante para el autónomo.

– Cobertura medios de producción: resulta interesante este seguro para cubrir posibles averías de las máquinas o la pérdida de materias primas. Ten en cuenta que en otras pólizas, que son más sencillas, no se incluyen estos riesgos.

– Cobertura por riesgos laborales: será obligatorio este seguro en el caso de tener empleados a nuestro cargo, con contrato laboral. Si no se tiene cubierto este concepto las multas pueden llegar a resultar muy elevadas. Es mejor ceñirse a lo que marca la ley y no arriesgarse.

– Cobertura para el negocio: sería conveniente contar con un seguro que cubriese los posibles daños que pudiese sufrir el negocio. Hay de distintos tipos, desde uno muy sencillo a otro más completo, que puede recoger los daños provocados por intentos de hurto o robos de mercancía.

Fuente: Territorio Pyme

Los trabajadores autónomos cuentan con un sistema de coberturas y prestaciones sociales muy diferente a los asalariados. Además soportan una serie de riesgos en su actividad profesional. ¿Pero cómo puede protegerse ante esto?

Muchas compañías aseguradoras presentan entre sus servicios una modalidad de seguro multiriesgo, tratando de ofrecer una serie de coberturas que cubran las carencias de prestación que tienen estos profesionales por cuenta propia, como señalan desde la Asesoría Toledo. A continuación recogemos algunas de ellas:

– Prestación económica en caso de accidente o enfermedad: se trata del pago de un subsidio diario en el caso de que el autónomo se encuentre incapacitado para el desempeño de su labor profesional. Algunas aseguradoras proporcionan la prestación desde el primer día de baja.

– Seguro de hospitalización: consiste en el pago diario de un subsidio, hasta un determinado número de días, cuando el autónomo se encuentre en un centro sanitario hospitalizado.

– Seguro de intervención quirúrgica: es una indemnización única, en done la cuantía varía en función del tipo de operación y del nivel de cobertura contratado.

– Pago de un subsidio diario durante una determinado tiempo si el trabajador por cuenta propia fuese ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Algunas empresas de seguros permiten que esa prestación se reciban progresivamente, con un incremento de la cuantía a medida que se alargue el periodo de baja laboral.

Además de estas modalidades de seguro, también se ofrecen de manera complementaria otras que servirían de gran ayuda para el trabajador autónomo para sentirse cubierto ante algunos riesgos de su tarea laboral, como son:

  • Seguro de invalidez: el asegurado recibirá una indemnización con una cuantía única en el caso de que sufra una situación de invalidez.
  • Seguro de asistencia sanitaria: el autónomo tiene la posibilidad de contratar un seguro que le permite elegir con libertad el médico o acudir a un especialista incluido dentro de la oferta que tenga la aseguradora.
  • Seguro de vida: en caso de fallecimiento del titular del seguro, los beneficiarios que el autónomo designe podrán disfrutar del pago de un capital.
  • Seguro de ahorro: el trabajador por cuenta propia debe valorar el producto que más ventajas fiscales le proporcione. En este caso tienen cabida los planes de pensiones o de jubilación.
Fuente: Territorio Pyme

Cuando se necesita la cobertura, usted debe buscar a su agencia de seguros para encontrar la política adecuada. Puede que no seas consciente de algunas de las políticas disponibles para usted. Si bien se podría pensar que su seguro cubrirá todo lo tradicional, es posible que se sorprenda al descubrir algunas coberturas especiales.

Diferentes tipos de cobertura

Si usted debe determinar que necesita cualquiera de estas opciones suplementarias, usted debe consultar con su agencia de seguros para averiguar si ofrecen la cobertura de que se trate. No todos los aseguradores ofrecen estas políticas. Usted puede tener que conseguir estas ofertas complementarias de otros agentes.

Si usted tiene un perro, entonces es posible que desee comprar una mordedura de perro o un plan de “responsabilidad mascota”. Si bien se podría pensar que su amigo de cuatro patas nunca daño a nadie, siempre hay una posibilidad de que pudiera suceder. Según el Instituto de Información de Seguros, la mitad de los incidentes ocurrió en la propiedad del dueño. Si bien la responsabilidad del dueño de casa puede cubrir los gastos médicos, puede haber complicaciones, como cuando ocurren incidentes fuera de casa. Tener una política específica de mordedura de perro se encargará de cualquier problema imprevisto.

Los que viven en las zonas costeras se desee obtener un seguro contra inundaciones. Esto protege sus pertenencias de daños debidos a inundaciones. Lo que la mayoría de los propietarios no se dan cuenta es que los planes de propietarios tradicionales no cubren este daño. Es por eso que es importante para la compra de estas políticas por separado.

la cobertura del entierro le da a su sobreviviente miembros de la familia dinero para pagar el costo de su funeral y entierro. El costo es nominal, por un total de sólo unos pocos dólares a la semana o al mes. Esta política no se vende a menudo a través de una agencia de seguros tradicionales. Usted tendrá que ir a un corredor o la compra de una casa funeraria.

políticas de equipos electrónicos personales le dan más protección que el plan del dueño de una casa estándar. Un plan tradicional no cubre los daños causados ​​por errores de instalación. Estos programas ofrecen la reparación o sustitución de aparatos electrónicos como computadoras, equipos de música y televisores.

Si tiene objetos de valor, como joyas o de gama alta de la electrónica, entonces usted quiere tener cobertura suplementaria. Si bien su plan de los propietarios de viviendas cubre algunos artículos en caso de incendio o robo, que no cubre todo.

Algunas empresas ofrecen a sus empleados a tiempo completo de incapacidad a corto plazo. Sin embargo, si su empresa no uno de esos grupos es, usted debe buscar en tener discapacidad a corto plazo añadió. planes médicos ayudarán a cubrir facturas de los médicos y hospitales, pero no ayudarán a cubrir las facturas mensuales normales que pueden acumularse si usted tiene que faltar al trabajo. Aunque no todos los programas de discapacidad a corto plazo son los mismos, es algo que se debe comprobar en para asegurarse de que no se atrasa en sus cuentas.

Es necesario investigar y entender los diferentes tipos de cobertura disponibles para usted. Si no está seguro, una agencia de seguros le puede ayudar a encontrar la información que necesita.

Fuente: InfSeguros

El Índice Crédito y Caución de Incumplimiento señala que los niveles de impago plantean en 2016 muchas dificultades para la actividad comercial. En el primer trimestre de 2016, la reducción de los niveles de impago frente al mismo periodo del año anterior quedó limitada al -4,3%, muy por debajo del -22% registrado en el último trimestre de 2015. Esta evolución permite anticipar la posibilidad de que los niveles de impago vuelvan a crecer de forma suave a partir del segundo trimestre de 2016.

El Índice Crédito y Caución de Incumplimiento señala que los niveles de impago plantean en 2016 muchas dificultades para la actividad comercial. En el primer trimestre de 2016, la reducción de los niveles de impago frente al mismo periodo del año anterior quedó limitada al -4,3%, muy por debajo del -22% registrado en el último trimestre de 2015. Esta evolución permite anticipar la posibilidad de que los niveles de impago vuelvan a crecer de forma suave a partir del segundo trimestre de 2016.

El entorno de impago que afronta la empresa española está marcado por el exceso de capacidad y las incertidumbres del entorno global. En los mercados exteriores, las empresas españolas están ya gestionando claramente un aumento de sus niveles de impago. Por otro lado el crecimiento económico mundial está siendo menor de lo esperado.

Fuente: Grupo Aseguranza