pyme

El principal patrimonio de una empresa son sus activos, todo aquello necesario para poder ofrecer sus productos y servicios cada día. Por esto, tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de asegurar todos estos activos como las edificaciones, instalaciones, la maquinaria o las existencias, entre otros, ya que están sujetas a diferentes riesgos que pueden poner en peligro su correcto funcionamiento.

Para este tipo de cobertura se precisa, más que nunca, la valoración, el análisis y el seguimiento de un equipo de expertos aseguradores que garanticen la correcta interpretación del riesgo, la adecuada contratación de garantías y el mejor seguimiento y gestión de siniestros.