sertem_baja_laboral_autonomo_850x300

¿Por qué un Seguro de Subsidio por Baja Laboral del Autónomo?

En caso de una baja laboral por enfermedad o accidente la prestación económica de la Seguridad Social percibida por los autónomos puede ser insuficiente para mantener el nivel de vida habitual. Para estos casos se puede contratar un seguro privado de subsidio también llamado «de baja laboral», «de renta diaria» o «de incapacidad temporal»,  que indemnizan con una cantidad por día que permanezcas sin poder ejercer tu actividad profesional habitual, a causa de una enfermedad y/o accidente.

A tener en cuenta

Carencia: Tiempo que no se puede hacer uso del seguro a partir de la fecha de efecto del contrato.

Patologías: Debes comprobar que las patologías que más te preocupan estén cubiertas. Normalmente las algias, no lo están.

Subsidio diario máximo: Algunas compañías condicionan que el importe del subsidio diario contratado una vez anualizado no supere el 75% o 100% de los ingresos percibidos (brutos o anuales), según el producto.

Franquicia: Tiempo por el cual no percibes indemnización. Cuantos más días de franquicia reflejemos más económico será el seguro.

Periodo de cobertura: Los seguros baremados ya tienen estipulado los días de indemnización dependiendo de la patología/accidente sufrido, pero los no baremados suelen cubrir un año e incluso más.

Fiscalidad: Al considerarse el seguro de subsidio de autónomos por baja laboral un seguro del ramo de enfermedad, es un gasto deducible para el autónomo en estimación directa, las primas satisfechas de este seguro. El límite máximo de deducción será de 500 euros anuales.

Los seguros de accidentes con cobertura de baja laboral no se pueden beneficiar de esta ventaja fiscal.